sábado, 24 de mayo de 2014

Caen los mitos que sustentan el neoliberalismo

El fracaso de un largo ciclo - Pressenza

Lo que hace el economista francés en su extenso estudio es aportar abundante evidencia empírica respecto del comportamiento del capital durante los últimos tres siglos, para concluir que la desigualdad aumentó en el mundo hasta unos niveles astronómicos durante este extenso período de tiempo. Se vienen abajo de un “zuácate” (chilenismo aceptado por la RAE) todos los grandes mitos en los que se sustentaba el neoliberalismo para justificarse frente a los pueblos. Ahora queda fehacientemente demostrado que el paradigmático chorreo no alcanzaba ni para goteo y que la rentabilidad del capital es siempre muchísimo más alta que la rentabilidad del trabajo. Pero sobre todo, se desmiente aquella vieja majadería de la meritocracia, puesto que en la gran mayoría de los casos la acumulación de activos se ha producido por herencia y no como consecuencia del esfuerzo personal o la capacidad de emprendimiento.

viernes, 23 de mayo de 2014

La estrategia del miedo

La estrategia del miedo - El Mostrador

“Allende había perdido las elecciones. Corría el año 1964, y el dragón del comunismo internacional abría sus siete fauces para comerse a Chile. La publicidad bombardeada a la opinión pública con imágenes de iglesias quemadas, campos de concentración, tanques rusos, un muro de Berlín en pleno centro de Santiago y guerrilleros barbudos llevándose a los niños”. Hubo elecciones. El miedo venció. Salvador Allende fue derrotado. Galeano le preguntó a Allende qué era lo que más le había dolido. Y Allende le contó lo que había ocurrido ahí nomás, en una casa vecina, en el barrio de Providencia. La mujer que allí se deslomaba trabajando de cocinera, limpiadora y niñera a cambio de un sueldito, había metido en una bolsa de plástico toda la ropa que tenía y la había enterrado en el jardín de sus patrones, para que no se la robaran los enemigos de la propiedad privada. Han pasado 50 años, al mundo le quedan pocos rastros de los que fue, pero la derecha, conservadora de estrategias, conservadora de rostros, conservadora de todo, utiliza la misma táctica: meter miedo, harto miedo, meter miedo hasta paralizar. Desde arriba, dice: te robarán, te expropiarán, no cambies, no te muevas, no seas, “¡guarda tu bolsita de plástico en el patio, escóndela bien, que te la robarán con la Reforma Tributaria!”. Poseen a sus propios medios –o miedos- de comunicación para concretar esos fines. Otros se suman solitos a la campaña del terror: Camilo Escalona, por ejemplo, experto en el servilismo por acuerdo, que tras perder las elecciones en Los Lagos y el Bío Bío se dedica a difundir sus mensajes a través de El Mercurio. The Wall Street Journal, que etiquetan como peligroso a todo lo que no tenga precio y se aleje una coma de su visión mercantilista del mundo. También meten miedo los representantes de Met Life (AFP Provida), Principal Financial (AFP Cuprum), AES (energía) y otros grandes grupos económicos, que si, si verán afectados sus intereses, la razón es simple: no podrán evadir más impuestos. Que alguna vez pierdan los que siempre ganan, y que de una vez por todas contribuyan con un poquito al país en el que amasaron sus fortunas.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Reforma Tributaria: ¿a quiénes defiende la derecha?

Reforma Tributaria: ¿a quiénes defiende la derecha? - El Mostrador

¿Por qué entonces la oposición a esto ha sido tan fiera en combatir estas medidas, en especial la eliminación del FUT? ¿Por qué los medios de comunicación, casi todos de propiedad de las elites económicas, han realizado una campaña del terror en contra de estas reformas de manera tan estridente?   Hay dos alternativas: o son ignorantes o simplemente quieren proteger a aquellos que violan el espíritu de la ley vía elusión e incluso se ponen al margen de la legalidad vía evasión tributaria. Esta última explicación se hace más plausible, ya que los oponentes de estos cambios tributarios también se oponen vehementemente al aumento de las atribuciones para el Servicio de Impuestos Internos (SII), que podría resultar en menor evasión y elusión. (Una tercera alternativa sería la enternecedora preocupación que las elites económicas han mostrado últimamente por los pequeños empresarios, pero se ha demostrado hasta el cansancio que la reforma no va a afectar a estos; los pequeños empresarios en realidad no necesitan la “protección” de las elites empresariales, las que no han sido ni son precisamente sus benefactores).     La estrategia de los defensores de los corruptos que explotan el sistema actual es clara: dado que el aumento de la recaudación tributaria del nuevo sistema está determinado exclusivamente por una reducción de la elusión y la evasión, y no por mayores tasas impositivas, si se le quitan los poderes al SII, el efecto de la reforma sobre la recaudación tributaria va a ser muy pequeño. Aun eliminando el FUT siempre se van a encontrar nuevos resquicios tributarios que van a sustituir los antiguos para continuar la fiesta evasiva, lo cual se facilitaría grandemente por un debilitado SII. Concluimos contestando la pregunta del título: ¿A quiénes defiende la derecha? A pesar de su histérica reacción, no defiende ni a los grandes empresarios serios ni mucho menos a los pequeños empresarios. Defiende a los especuladores que buscan eludir la ley e incluso a delincuentes que, valiéndose del FUT, evaden los impuestos.

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815