http://www.theclinic.cl


Dispares repercusiones en el oficialismo y oposición ha tenido la venta que Corfo hizo de la participación que tenía en la empresa Aguas Andinas, correspondiente a un 29,48 por ciento de dicha sociedad.
Mientras el diputado Carlos Recondo (UDI) la calificó como una “buena decisión”, el senador Camilo Escalona (PS) manifestó que con esta venta, “el Presidente Sebastián Piñera le da la espalda al país”.
Por una parte, el parlamentario gremialista mencionó que lo que se está desprendiendo el Fisco pertenece a porciones minoritarias, pues prácticamente todas las sanitarias estaban en manos de capitales privados desde hacía tiempo.
“Recordemos que la privatización de sanitarias se origina en el gobierno del presidente Eduardo Frei; y en el gobierno del presidente Ricardo Lagos se amplía la posibilidad de que los capitales privados sean mayoritarios en las sanitarias y puedan tener el control de éstas”, dijo el legislador oficialista.
En tanto, el senador Escalona, consultado por el hecho de que el Estado se queda sólo con el 5 por ciento de Aguas Andinas, dijo que “significa que se pierde toda capacidad de regular. Significa, además, que la Corfo está haciendo un pésimo negocio, porque va a tener 1.000 millones de dólares ahora, pero cuando tenga que usar su patrimonio para sostener los préstamos y créditos a la pequeña y mediana empresa, no va a tener con qué sostenerse”.
Por su parte, Recondo desmintió que el Estado pierda derecho a veto con el porcentaje actual, pues capacidad para tener “efecto de los derechos de aprovechamiento de aguas y de concesiones sanitarias que la empresa pudiese decidir a futuro”, señaló.
“El Gobierno está reduciendo el gasto público este año, de manera que no tiene ninguna justificación desde el punto de vista ni de la reconstrucción ni de las tareas del corto y del mediano plazo que se resuelven con el Presupuesto”, expresó Escalona, explicando que “se redujeron 750 millones de dólares y hay una sub-ejecución en todas las áreas”.
Por el contrario, Recondo manifestó que esta venta beneficiará mucho a Chile, y quien quiera rechazarla “no está pensando en el bien del país”. Según el parlamentario, va a significar ingresos importantes dirigidos al Fisco. “Para destinarlos a aumentar capital en empresas públicas y también para poder financiar el fondo de garantías para pequeños empresarios; o sea, beneficia a las pymes”, sostuvo.